Nuestra Historia: efemérides mes de noviembre

Efemérides Mes de Noviembre 

Destacamos las siguientes efemérides correspondientes al mes de noviembre:

Desembarco y Toma de Pisagua (2 de noviembre de 1879)

Ocho meses después de la ocupación de Antofagasta, al ejército chileno de operaciones, quien hasta entonces se mantuvo en una constante puesta en condiciones para enfrentar la inminente campaña, disciplinando, entrenando y equipando a su gente, por fin le llegó su hora de actuar. Solo una vez que los aprestos estuvieron listos, pudo este ejército ponerse en marcha para iniciar sus acciones, inaugurando de este modo la Campaña de Tarapacá.

Las fuerzas chilenas se embarcaron a finales de octubre, pero el lugar de desembarco era desconocido. Éste se escogió una vez a bordo en un consejo de guerra, primando la alternativa de Pisagua como la más adecuada, toda vez que al desembarcar aquí a las tropas se “introducía una cuña entre las dos agrupaciones aliadas, que serían incapaces de ayudarse mutuamente debido a la distancia y carencia de caminos, además de poseer una línea férrea que penetraba al interior, a lo largo de aguadas y pozos que servían al ferrocarril,”[1] entre otros motivos de importancia.

El ataque comenzó alrededor de las 9.30 am y se extendió durante casi cinco horas y media. Se caracterizó tanto por el tenaz avance de los chilenos y la fuerte resistencia de los defensores de Pisagua. Aún con las dificultades que presentó esta acción militar, “las bajas chilenas fueron 58 muertos y 173 heridos, equivalentes a menos del 1% de las tropas participantes de la acción.”[2] En cambio, “las tropas aliadas derrotadas y rechazadas, tuvieron un total de bajas, entre muertos, heridos, prisioneros y dispersos de 750 hombres, vale decir sobre el 60%.”[3]

Se reconoce a esta acción como el primer ataque anfibio de las guerras modernas. La gran consecuencia de esta acción de armas es que, con Pisagua en sus manos, el Ejército de Chile quedó asentado en territorio enemigo, en un punto que podía ser sostenido desde Antofagasta y Valparaíso y que le permitiría adentrarse aún más en la provincia de Tarapacá.

Por
Carolina Herbstaedt M.
Historiadora UAI.
Academia de Historia Militar.

 

Captura de la  Esmeralda en El Callao (5 y 6 Nov.1820)

En una de las más atrevidas y audaces acciones navales que se hallan realizado en el continente latinoamericano durante la Guerra de la Independencia, el Comandante en Jefe de la Escuadra Nacional, el marino británico, Vicealmirante Lord Thomas Alexander Cochrane tomó por asalto en la noche del 5 de noviembre de 1820 a la fragata española “Esmeralda”, la que se encontraba fondeada en El Callao protegida por fuertes, lanchas cañoneras y rodeada de una empalizada de madera unida por cadenas que la protegían de un ataque por mar.

En la oportunidad, Cochrane después de conocer en persona las formidables defensas del puerto, preparó 14 botes y como todos los tripulantes de los buques de la escuadra se ofrecieron con entusiasmo para acompañarlo, tuvo que escoger a la suerte a 160 marineros y 80 soldados infantes de marina. Antes les hizo la siguiente arenga: “yo espero que los chilenos pelearán como acostumbran y que los ingleses harán lo que han hecho siempre en su patria y fuera de ella”.

El asalto se fijó para la noche del 5 de noviembre de 1820, repartiéndose el día anterior las instrucciones en virtud de las cuales los botes avanzarían en dos divisiones paralelas, una a las órdenes del capitán Crosbie, la otra al mando del capitán Guise. A la medianoche y sin ser sentidos, llegaron las embarcaciones al costado de la “Esmeralda” y al grito de “Gloria Victoria” iniciaron el asalto por la popa y costados del buque.

Durante la contienda, los castillos y las baterías de costa comenzaron a hacer nutrido fuego de artillería sobre la “Esmeralda” hiriendo en un muslo al almirante Cochrane y cayendo muertos muchos españoles, entre otros, el mismo comandante de la nave, capitán Luis Coig. Ante lo encarnizado del combate, el capitán Guise tomó el mando de la nave apresada ante la imposibilidad de Cochrane debido a sus heridas e hizo cortar los cables y amarras abandonando la bahía, y llevándose tan valiosa presa con la bandera chilena izada al tope de su mástil mayor. Los españoles nunca más se atrevieron a enfrentarse con Cochrane y los dejaron como dueños absolutos del Pacífico.

(mardechile.cl)

Combate Naval de Papudo (26 Nov. 1865)

En Papudo se encuentra situado el monumento que recuerda el Combate Naval acaecido frente a las costas de este balneario, el 26 de noviembre de 1865 durante el transcurso de la guerra contra España, cuyo desenlace fue causal directa del suicidio del almirante Juan Manuel Pareja, Jefe de una poderosa escuadra ibérica que operaba en esa época en aguas del Pacífico, bloqueando los puertos chilenos.

Al conmemorarse en la fecha el centésimo cuadragésimo noveno aniversario del histórico acontecimiento es importante destacar que durante esta contienda la corbeta chilena “Esmeralda” al mando del Capitán de Fragata Juan Williams Rebolledo, interceptó frente a Papudo a la cañonera española “Virgen de la Covadonga” que tenía un andar superior al buque chileno.

Temeroso el comandante Williams que se le escapara tan codiciada embarcación, como ardid de guerra cambió su bandera por la inglesa para engañar al adversario. Pero a una distancia de 800 metros arrió la inglesa para izar nuevamente el pabellón nacional, ordenando al mismo tiempo zafarrancho general de combate. Ante esta situación se cargaron rápidamente los cañones, mientras el resto de la tripulación armada de cuchillos, revólveres y machetes se aprestó para el abordaje.

Al inicio del combate los certeros disparos del navío chileno dañaron partes vitales de la “Covadonga”. Incapaz de resistir el ataque, la nave española al mando del Comandante Luis Perry, cambió su rumbo para escapar hacia el sur. Pero ya era tarde: la “Esmeralda” la seguía con fuego continuado obligándola a detenerse y arriar su pabellón. En la cubierta del buque chileno se distinguieron su dotación de artilleros y la promoción de guardiamarinas del curso de 1858, donde destacaron con relevancia: Prat, Condell, Latorre, Montt y otros que posteriormente fueron ascendidos como premio a Tenientes Segundo.

(elmostrador.cl)